martes, diciembre 19, 2006

Días 33 y 34.

El martes y el miércoles fueron días de oficina. El martes llevé pantalón blanco porque ya sabía que no iba a trastear porque Ma. iba a llevarme un proyecto de climatización para que me guiase por él, pero aún así me dijo que si nos íbamos a ver las instalaciones. Eso supone subir al falso techo del edificio del comedor y "pasear" por allí viendo las características de los serpentines, de los chorros de aire... Como va a ser que no era compatible con el color de mis vaqueros, le dije que subíamos otro día y ese seguía con los datos que tenía que coger y los cálculos y tal. El miércoles llevé pantalón negro y el que no podía era él porque tenía tres reuniones. Bueeenooo...
El balance de estos días ha sido bueno, he hecho una lista de los datos que , cuando suba, he de apuntar, ya he escrito a un ingeniero de planta para que me facilite toda la información que haya de los materiales y ya tengo listas dos hojas de cálculo para obtener los parámetros que necesito con sólo introducir los datos que vaya consiguiendo.
Entre los dos días cayó el bizcocho de chocolate que la mia mama había comprado, y una bolsa de galletas de chocolate que venden allí. Sólo tomé una porque el otro día pesaba casi 7 kg de más, y eso no puede ser que aún no han pasado las Navidades...

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Anda, anda... no desperdicies esos desayunos de oficina. No te veo yo a ti que te sobren 7kg guapa!!

Laura.

12:33 a. m.  
Anonymous Gon said...

yo tampoco veo que te sobre nada... y menos 7 kilos! yo te veo estupenda!

(bueno, no es que te vea yo, es que lo eres)

1:12 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home